vista
Filtros+
Categorías+
VENDIDO
841. JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Ca

Óleo sobre lienzo. 50 x 70 cm.PROCEDENCIA:Propiedad del artista.Por herencia a su hija menor Elena Sorolla García.Descendientes del artista.BIBLIOGRAFÍA:B. de Pantorba, La vida y la obra de Joaquín Sorolla, Madrid 1970, pág. 160, nº860 (catalogado).Agradecemos a Blanca Pons-Sorolla su inestimable ayuda en la catalogación de esta obra con número de inventario BPS2982.Pintado hacia 1914-1915 y perteneciente a su etapa final y de plenitud, este retrato es uno de los pocos retratos de andaluzas que se conocen en colección privada y perteneciente al artista. Lo pinta en su estancia en Sevilla donde, con motivo del encargo que recibió de Archer M. Huntington para decorar los paneles de la Hispanic Society of America, se encuentra realizando los últimos paneles dedicados a la región andaluza. Sentada con camisa blanca, moño de pelo negro recogido hacia atrás y adornada con el maravilloso jardín de flores de fondo de una casa de muros blancos, Sorolla nos la presenta en un primer plano mirando al espectador. Su mirada penetrante, donde se concentra toda la emoción del cuadro, nos invita a disfrutar de ese rincón andaluz en un día soleado. Sabemos lo que disfrutó Sorolla en esta ciudad por cartas enviadas a Clotilde y así podemos confirmar su adoración por Sevilla:“Querida mía: día hermoso hoy, espléndido de luz, saturado de azahares, las azoteas están reventando de flores, los muros blancos sobre le cielo azul son un encanto. Con toda el alma siento que no lo gocéis, todo está estallando...”.En este tiempo también pinta “Mocita andaluza”, “Joaquina la Gitana”, hoy en el Museo Sorolla, “Sevillanas” y “Dos sevillanas”. Además, dedicado a esta iconografía pintará “Andaluza”, “Cabeza de gitano” y “Cabeza de andaluza”.

Precio salida

45.000 €

VENDIDO

VENDIDO
841. JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Ca

Óleo sobre lienzo. 50 x 70 cm.PROCEDENCIA:Propiedad del artista.Por herencia a su hija menor Elena Sorolla García.Descendientes del artista.BIBLIOGRAFÍA:B. de Pantorba, La vida y la obra de Joaquín Sorolla, Madrid 1970, pág. 160, nº860 (catalogado).Agradecemos a Blanca Pons-Sorolla su inestimable ayuda en la catalogación de esta obra con número de inventario BPS2982.Pintado hacia 1914-1915 y perteneciente a su etapa final y de plenitud, este retrato es uno de los pocos retratos de andaluzas que se conocen en colección privada y perteneciente al artista. Lo pinta en su estancia en Sevilla donde, con motivo del encargo que recibió de Archer M. Huntington para decorar los paneles de la Hispanic Society of America, se encuentra realizando los últimos paneles dedicados a la región andaluza. Sentada con camisa blanca, moño de pelo negro recogido hacia atrás y adornada con el maravilloso jardín de flores de fondo de una casa de muros blancos, Sorolla nos la presenta en un primer plano mirando al espectador. Su mirada penetrante, donde se concentra toda la emoción del cuadro, nos invita a disfrutar de ese rincón andaluz en un día soleado. Sabemos lo que disfrutó Sorolla en esta ciudad por cartas enviadas a Clotilde y así podemos confirmar su adoración por Sevilla:“Querida mía: día hermoso hoy, espléndido de luz, saturado de azahares, las azoteas están reventando de flores, los muros blancos sobre le cielo azul son un encanto. Con toda el alma siento que no lo gocéis, todo está estallando...”.En este tiempo también pinta “Mocita andaluza”, “Joaquina la Gitana”, hoy en el Museo Sorolla, “Sevillanas” y “Dos sevillanas”. Además, dedicado a esta iconografía pintará “Andaluza”, “Cabeza de gitano” y “Cabeza de andaluza”.

Precio salida: 45.000 €

VENDIDO

VENDIDO
848. JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Ap

Óleo sobre lienzo.43 x 30,5 cm.Procedencia:Colección particular. Con certificado original de Blanca Pons-Sorolla, fechado en enero de 2009. Esta obra que se publicará en el catálogo razonado del pintor con la numeración: BPS 1471.Pintado entre 1886-1890, pertenece a la etapa de formación, Sorolla estará en Roma y viajará por las ciudades italianas de Pisa, Florencia, Venecia y Nápoles hasta establecerse en Asís donde permanecerá junto con su mujer Clotilde hasta junio de 1890.Son pocas las obras de tema religioso que nos encontraremos de Sorolla durante toda su carrera; muy excepcionales y a la vez muy importantes por la aportación que suponen a este género en la pintura española de finales del siglo XIX. Viendo esta obra es imposible no recordar, por iconografía y fecha, “El entierro de Cristo”, su primer gran desafío de tema religioso, hoy en día destruida y de la que solo se conservan fragmentos en el Museo Sorolla.Siguiendo las nuevas corrientes neocatólicas y la nueva interpretación de los hechos religiosos, que se propugnaba en los ambientes académicos romanos, Sorolla nos presenta el hecho concreto de la vida de Jesús con un contexto determinado para dotar a la composición de un carácter marcadamente histórico, más que sagrado. Este instante de Cristo resucitado, por la doble escena representada, nos lleva a pensar que se trate posiblemente del momento en el que, tras la segunda pesca milagrosa en el lago de Tiberíades, pregunta por tres veces a Pedro si le ama más que los otros discípulos; ante sus respuestas afirmativas, le confirma su primado en la Iglesia, que se puede observar en el diálogo que aparece en el segundo plano. Si bien se trata de una obra de formación del artista, se pueden apreciar dos de las preocupaciones que le acompañarán durante toda su carrera: el paisaje y la luz. Le importa tanto el hecho como en el instante en el que está sucediendo, el amanecer. Y más que una escena religiosa, se podría decir que de hecho se trata de un sorprendente por su calidad estudio de luces, sombras y color resuelto con la maestría de un artista de plenitud.

Precio salida

18.000 €

VENDIDO

VENDIDO
848. JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Ap

Óleo sobre lienzo.43 x 30,5 cm.Procedencia:Colección particular. Con certificado original de Blanca Pons-Sorolla, fechado en enero de 2009. Esta obra que se publicará en el catálogo razonado del pintor con la numeración: BPS 1471.Pintado entre 1886-1890, pertenece a la etapa de formación, Sorolla estará en Roma y viajará por las ciudades italianas de Pisa, Florencia, Venecia y Nápoles hasta establecerse en Asís donde permanecerá junto con su mujer Clotilde hasta junio de 1890.Son pocas las obras de tema religioso que nos encontraremos de Sorolla durante toda su carrera; muy excepcionales y a la vez muy importantes por la aportación que suponen a este género en la pintura española de finales del siglo XIX. Viendo esta obra es imposible no recordar, por iconografía y fecha, “El entierro de Cristo”, su primer gran desafío de tema religioso, hoy en día destruida y de la que solo se conservan fragmentos en el Museo Sorolla.Siguiendo las nuevas corrientes neocatólicas y la nueva interpretación de los hechos religiosos, que se propugnaba en los ambientes académicos romanos, Sorolla nos presenta el hecho concreto de la vida de Jesús con un contexto determinado para dotar a la composición de un carácter marcadamente histórico, más que sagrado. Este instante de Cristo resucitado, por la doble escena representada, nos lleva a pensar que se trate posiblemente del momento en el que, tras la segunda pesca milagrosa en el lago de Tiberíades, pregunta por tres veces a Pedro si le ama más que los otros discípulos; ante sus respuestas afirmativas, le confirma su primado en la Iglesia, que se puede observar en el diálogo que aparece en el segundo plano. Si bien se trata de una obra de formación del artista, se pueden apreciar dos de las preocupaciones que le acompañarán durante toda su carrera: el paisaje y la luz. Le importa tanto el hecho como en el instante en el que está sucediendo, el amanecer. Y más que una escena religiosa, se podría decir que de hecho se trata de un sorprendente por su calidad estudio de luces, sombras y color resuelto con la maestría de un artista de plenitud.

Precio salida: 18.000 €

VENDIDO