vista
Filtros+
+

2015. ATRIBUIDO A CHARLES-JOSEPH FLIPART (París, 1721- Madrid, 1797)“Retrato de Carlo Broschi, conocido como Farinelli, en el papel de Epitideen el libretto de Apostolo Zeno Merope”Hacia 1750.

Óleo sobre lienzo. 104,2 x 82,6 cms. Procedencia: Colección Leo Schofield, Sydney. Farinelli, sobrenombre por el que era conocido Carlo Broschi (1705-1782), cantante castratoitaliano, vivió casi 25 años en España, donde sólo tenía planeado quedarse unos meses. Su voz, empleada por la reina para curar al rey Felipe V de su depresión melancólica, le proporcionó tal influencia que el monarca le nombró primer ministro. Fue nombrado director de teatros en Madrid y Aranjuez, y la mayoría de las obras que montó tenían textos de Pietro Metastasio. Se le otorgó el rango de caballero en 1750 y se le condecoró con la Cruz de Calatrava. El atuendo de este cuadro se refiere a uno de los papeles favoritos de Farinelli, el de Epítide en el libretto de Apostolo Zeno Merope (1711). Farinelli cantó este papel al menos tres veces con música de diferentes compositores incluyendo su hermano Riccardo Broschi.La versión más famosa fue la que tuvo lugar durante la clausura del Carnaval de Venecia de 1734 en el teatro de San Giovanni Grisostomo, con música de Geminiano Giacomelli, en la que Broschi obtuvo un gran éxito.La ópera contiene una de las arias favoritas del castrato: Quell’ usignolo ch’é innamorato. La identificación de Broschi en el papel de Epitide ha sido proporcionada por Centro Studi Farinelli de Bolonia.

Precio salida

10.000 €

2015. ATRIBUIDO A CHARLES-JOSEPH FLIPART (París, 1721- Madrid, 1797)“Retrato de Carlo Broschi, conocido como Farinelli, en el papel de Epitideen el libretto de Apostolo Zeno Merope”Hacia 1750.

Óleo sobre lienzo. 104,2 x 82,6 cms. Procedencia: Colección Leo Schofield, Sydney. Farinelli, sobrenombre por el que era conocido Carlo Broschi (1705-1782), cantante castratoitaliano, vivió casi 25 años en España, donde sólo tenía planeado quedarse unos meses. Su voz, empleada por la reina para curar al rey Felipe V de su depresión melancólica, le proporcionó tal influencia que el monarca le nombró primer ministro. Fue nombrado director de teatros en Madrid y Aranjuez, y la mayoría de las obras que montó tenían textos de Pietro Metastasio. Se le otorgó el rango de caballero en 1750 y se le condecoró con la Cruz de Calatrava. El atuendo de este cuadro se refiere a uno de los papeles favoritos de Farinelli, el de Epítide en el libretto de Apostolo Zeno Merope (1711). Farinelli cantó este papel al menos tres veces con música de diferentes compositores incluyendo su hermano Riccardo Broschi.La versión más famosa fue la que tuvo lugar durante la clausura del Carnaval de Venecia de 1734 en el teatro de San Giovanni Grisostomo, con música de Geminiano Giacomelli, en la que Broschi obtuvo un gran éxito.La ópera contiene una de las arias favoritas del castrato: Quell’ usignolo ch’é innamorato. La identificación de Broschi en el papel de Epitide ha sido proporcionada por Centro Studi Farinelli de Bolonia.

Precio salida: 10.000 €

VENDIDO
2042. RODRIGO DE VILLANDRANDO (hacia 1588- Madrid, 1622)“Retrato de un noble con capa”Hacia 1619.

Óleo sobre lienzo. 124,4 x 100,5 cm. Firmado: “[Vill]andran[do]” Bibliografía: Kusche, M. Juan Pantoja de la Cruz y sus seguidores B. González, R. de Villandrando y A. López Polanco. Madrid, 2007, pp. 400-401 (fig. 327). Rodrigo de Villandrando fue pintor del rey y predecesor en el cargo de Velázquez, es a la muerte de Villandrando cuando Velázquez inicia su carrera en la corte. Su estilo, por lo tanto, continua con la tradición del retrato cortesano de el siglo XVI y que el pintor tomó de Juan Pantoja de la Cruz y Bartolomé González. Son pocas las obras de Rodrigo de Villandrando que se le pueden atribuir con seguridad. Los únicos retratos firmados que hasta la fecha conocemos son El príncipe Felipe, futuro Felipe IV, y el enano Miguel Soplillo, el de La princesa Isabel de Borbón, el delicado Retrato de la Condesa de Añover, en la iglesia de Cuerva (Toledo), el de Sebastián Contreras y éste Retrato que aquí presentamos. Este retrato muestra la rigidez, tonos metálicos, características del pintor, y la misma pose que se aprecian en el retrato de cuerpo entero de Sebastián Contreras en la colección Condes de Bornos de Madrid. Según Dra. Kusche es uno de los retratos más bellos de Villandrando y de su época. Kusche sugiere la posibilidad que pueda tratarse del retrato de Víctor Amadeo casó en 1619 con la hermana de Luis XIII de Francia, Cristina, cuñada, pues, de la Infanta Ana Mauricia y hermana de Isabel Reina de España.

Precio salida

36.000 €

VENDIDO

VENDIDO
2042. RODRIGO DE VILLANDRANDO (hacia 1588- Madrid, 1622)“Retrato de un noble con capa”Hacia 1619.

Óleo sobre lienzo. 124,4 x 100,5 cm. Firmado: “[Vill]andran[do]” Bibliografía: Kusche, M. Juan Pantoja de la Cruz y sus seguidores B. González, R. de Villandrando y A. López Polanco. Madrid, 2007, pp. 400-401 (fig. 327). Rodrigo de Villandrando fue pintor del rey y predecesor en el cargo de Velázquez, es a la muerte de Villandrando cuando Velázquez inicia su carrera en la corte. Su estilo, por lo tanto, continua con la tradición del retrato cortesano de el siglo XVI y que el pintor tomó de Juan Pantoja de la Cruz y Bartolomé González. Son pocas las obras de Rodrigo de Villandrando que se le pueden atribuir con seguridad. Los únicos retratos firmados que hasta la fecha conocemos son El príncipe Felipe, futuro Felipe IV, y el enano Miguel Soplillo, el de La princesa Isabel de Borbón, el delicado Retrato de la Condesa de Añover, en la iglesia de Cuerva (Toledo), el de Sebastián Contreras y éste Retrato que aquí presentamos. Este retrato muestra la rigidez, tonos metálicos, características del pintor, y la misma pose que se aprecian en el retrato de cuerpo entero de Sebastián Contreras en la colección Condes de Bornos de Madrid. Según Dra. Kusche es uno de los retratos más bellos de Villandrando y de su época. Kusche sugiere la posibilidad que pueda tratarse del retrato de Víctor Amadeo casó en 1619 con la hermana de Luis XIII de Francia, Cristina, cuñada, pues, de la Infanta Ana Mauricia y hermana de Isabel Reina de España.

Precio salida: 36.000 €

VENDIDO

VENDIDO
2054. BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO (Sevilla, 1617-1682)“El Niño Jesús y san Juanito”, bocetoHacia 1655-1660.

Óleo sobre lienzo. 58,8 x 48 cms. Procedencia: Probablemente, Iglesia del Carmen Descalzo en Madrid, 1800. Colección Marqués de Villatoya, Madrid. Léon-Adolphe Lafitte, Madrid. Julius Böhler, Múnich. Colección Theodor-Guillaume, 1910. Condesa Strasoldo, Viena. Bibliografía: Ceán Bermúdez, J. A. Diccionario Histórico de los mas ilustres profesores de las Bellas Artes en España. Madrid, 1800, vol. II, p. 63. Angulo Íñiguez, D. Murillo. Madrid, 1981, vol. II, p. 431 (nº 1356). De esta pintura se conoce una versión que ha sido considerada como el original, y probablemente la primera con esta iconografía que Murillo ejecutó a lo largo de su carrera artística. Se encuentra en el Museo del Ermitage de San Petersburgo, y procede de la colección real española, siendo obra que puede fecharse en torno a 1660. Otra versión similar se encuentra en el Fondo Cultural Villar Mir de Madrid. Como quiera que la representación pictórica de El abrazo del Niño Jesús con San Juanito tuvo una excelente acogida por parte de la clientela de Murillo, este hubo de realizar de la misma varias repeticiones, una de las cuales es la que presentamos. Esta obra puede ser perfectamente la que Agustín Ceán Bermúdez citó en el iglesia del Carmen de Madrid en su Diccionario de artistas españoles. En esta versión, el artista incluyó su habitual repertorio infantil de formas bellas, afectuosas y amables al describir la iconografía de los dos santos primos en medio de un solitario paraje donde se encuentran y abrazan. El argumento de esta obra alude alegóricamente a que el Niño Jesús acudió al borde del desierto a encontrarse con su primo después de la larga permanencia que este tuvo en parajes lejanos y solitarios, anunciando la llegada del Mesías. Por ello, y para corresponder al esfuerzo físico y espiritual realizado por el Niño Juan, acudió con un cesto de frutas, que primorosamente aparecen en la parte izquierda de la composición, para que se reconfortase con ellas. Acompaña a los dos santos primos el cordero simbólico que al mismo tiempo es atributo de San Juan e identifica también al Agnus Dei como cordero de Dios. El colorido de esta obra se ajusta exactamente al que poseen los originales mencionados y si cabe, están ejecutados con tonos levemente más claros y luminosos, lo que indica que pueda ser de fecha ligeramente más tardía que las dos versiones de San Petersburgo y Madrid y por lo tanto podría fecharse hacia 1660-1665. Se adjunta carta del prof. Enrique Valdivieso confirmando su atribución.

Precio salida

60.000 €

VENDIDO

VENDIDO
2054. BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO (Sevilla, 1617-1682)“El Niño Jesús y san Juanito”, bocetoHacia 1655-1660.

Óleo sobre lienzo. 58,8 x 48 cms. Procedencia: Probablemente, Iglesia del Carmen Descalzo en Madrid, 1800. Colección Marqués de Villatoya, Madrid. Léon-Adolphe Lafitte, Madrid. Julius Böhler, Múnich. Colección Theodor-Guillaume, 1910. Condesa Strasoldo, Viena. Bibliografía: Ceán Bermúdez, J. A. Diccionario Histórico de los mas ilustres profesores de las Bellas Artes en España. Madrid, 1800, vol. II, p. 63. Angulo Íñiguez, D. Murillo. Madrid, 1981, vol. II, p. 431 (nº 1356). De esta pintura se conoce una versión que ha sido considerada como el original, y probablemente la primera con esta iconografía que Murillo ejecutó a lo largo de su carrera artística. Se encuentra en el Museo del Ermitage de San Petersburgo, y procede de la colección real española, siendo obra que puede fecharse en torno a 1660. Otra versión similar se encuentra en el Fondo Cultural Villar Mir de Madrid. Como quiera que la representación pictórica de El abrazo del Niño Jesús con San Juanito tuvo una excelente acogida por parte de la clientela de Murillo, este hubo de realizar de la misma varias repeticiones, una de las cuales es la que presentamos. Esta obra puede ser perfectamente la que Agustín Ceán Bermúdez citó en el iglesia del Carmen de Madrid en su Diccionario de artistas españoles. En esta versión, el artista incluyó su habitual repertorio infantil de formas bellas, afectuosas y amables al describir la iconografía de los dos santos primos en medio de un solitario paraje donde se encuentran y abrazan. El argumento de esta obra alude alegóricamente a que el Niño Jesús acudió al borde del desierto a encontrarse con su primo después de la larga permanencia que este tuvo en parajes lejanos y solitarios, anunciando la llegada del Mesías. Por ello, y para corresponder al esfuerzo físico y espiritual realizado por el Niño Juan, acudió con un cesto de frutas, que primorosamente aparecen en la parte izquierda de la composición, para que se reconfortase con ellas. Acompaña a los dos santos primos el cordero simbólico que al mismo tiempo es atributo de San Juan e identifica también al Agnus Dei como cordero de Dios. El colorido de esta obra se ajusta exactamente al que poseen los originales mencionados y si cabe, están ejecutados con tonos levemente más claros y luminosos, lo que indica que pueda ser de fecha ligeramente más tardía que las dos versiones de San Petersburgo y Madrid y por lo tanto podría fecharse hacia 1660-1665. Se adjunta carta del prof. Enrique Valdivieso confirmando su atribución.

Precio salida: 60.000 €

VENDIDO