vista
Filtros+
+

VENDIDO
703. JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Mi

Óleo sobre lienzo.
67,5 x 94,2 cm.
Firmado áng. inf. dcho: J. SorollA/1884.
Pintado en 1884.

PROCEDENCIA:
Colección particular.

BIBLIOGRAFÍA:
B. de Pantorba, La vida y la obra de Joaquín Sorolla. Estudio biográfico y crítico, Madrid, 1953, pág. 6 y 168, nº21158 (ilustrado).

Agradecemos a Blanca Pons-Sorolla su ayuda en la catalogación de esta obra que se publicará en el catálogo razonado del pintor con la numeración: BPS 261.


Obra fechada en 1884, Sorolla con tan solo 21 nos presenta una obra valiente donde ya podemos apreciar el dominio de su técnica en cuanto a pincelada fuerte, al juego de luces y sombras, el movimiento y su intención de dar vida a sus lienzos. Esta obra titulada Mis amigos no se vincula directamente con los amigos del pintor si no, más probablemente, con modelos que Sorolla utilizaría para sus composiciones grandes. Son ocho estudios de cabeza en diferentes posiciones localizando el personaje de la derecha con rostro dramático y mirada hacia el cielo en su gran obra El dos de mayo de 1808 o El grito del Palleter, fechadas en este mismo año, 1884.
Este año para Sorolla es importante, viaja por tercera vez a Madrid, consigue la Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid con la obra que mencionamos y donde uno de nuestros estudios de cabeza es protagonista, El dos de mayo de 1808. Consigue ser pensionado en Roma por la Diputación de Valencia y, sabiendo, el papel fundamental, en la vida de Joaquín Sorolla, de su mujer Clotilde no podíamos dejar de mencionar que es en este año cuando comienzan su noviazgo.

Precio salida

40.000 €

VENDIDO

VENDIDO
703. JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Mi

Óleo sobre lienzo.
67,5 x 94,2 cm.
Firmado áng. inf. dcho: J. SorollA/1884.
Pintado en 1884.

PROCEDENCIA:
Colección particular.

BIBLIOGRAFÍA:
B. de Pantorba, La vida y la obra de Joaquín Sorolla. Estudio biográfico y crítico, Madrid, 1953, pág. 6 y 168, nº21158 (ilustrado).

Agradecemos a Blanca Pons-Sorolla su ayuda en la catalogación de esta obra que se publicará en el catálogo razonado del pintor con la numeración: BPS 261.


Obra fechada en 1884, Sorolla con tan solo 21 nos presenta una obra valiente donde ya podemos apreciar el dominio de su técnica en cuanto a pincelada fuerte, al juego de luces y sombras, el movimiento y su intención de dar vida a sus lienzos. Esta obra titulada Mis amigos no se vincula directamente con los amigos del pintor si no, más probablemente, con modelos que Sorolla utilizaría para sus composiciones grandes. Son ocho estudios de cabeza en diferentes posiciones localizando el personaje de la derecha con rostro dramático y mirada hacia el cielo en su gran obra El dos de mayo de 1808 o El grito del Palleter, fechadas en este mismo año, 1884.
Este año para Sorolla es importante, viaja por tercera vez a Madrid, consigue la Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid con la obra que mencionamos y donde uno de nuestros estudios de cabeza es protagonista, El dos de mayo de 1808. Consigue ser pensionado en Roma por la Diputación de Valencia y, sabiendo, el papel fundamental, en la vida de Joaquín Sorolla, de su mujer Clotilde no podíamos dejar de mencionar que es en este año cuando comienzan su noviazgo.

Precio salida: 40.000 €

VENDIDO

VENDIDO
706. SANTIAGO RUSIÑOL Y PRATS (Barcelona, 1861-Aranjuez, Madrid,

Óleo sobre tabla.
24 x 50 cm.
Firmado áng. inf. dcho: S. Rusiñol.
Pintado ca, 1880-1890.

PROCEDENCIA:
Sotheby’s Londres, 2008.
Colección particular.

Perteneciente a una familia burguesa catalana vinculados a la industria del textil, a muy temprana edad tuvo que hacerse cargo del negocio familiar por la muerte de su padre, bajo la tutela de su abuelo. Por esta razón, solo en sus ratos libres pintaba y acudía a las clases del pintor Tomás Moragas. En 1887, tras la muerte de su abuelo, Rusiñol se dedicará de lleno a la pintura desvinculándose completamente del negocio familiar.
Las inquietudes artísticas de Rusiñol le llevan a exponer por primera vez, en el mes de mayo de 1879, en la Sala Parés donde coincide con Joaquín Vayreda y donde ya la critica barcelonesa le destaca como una verdadera promesa. Vayreda será una de sus grandes influencias definiendo su obra como “un arte que interpretaba y no copiaba servilmente el natural”.
Con Vayreda el género del paisaje comienza a estar muy presente en la obra de nuestro pintor, dejando a un lado los temas que en ese momento estaban más demandados como los de historia o más recargados. Rusiñol apuesta por temas más sencillos y de inspiración. En 1886 se casa con Luisa Denís y de viaje de novios llega a París donde visitaría las exposiciones y salones de arte que se estaban celebrando. Rusiñol, en París, se rinde ante los cuadros de los paisajistas suecos y norteamericanos, por su entendimiento de lo natural. Rusiñol, también viajará a Niza, Pisa y Roma en estos años y en el invierno de 1888 le localizamos en Olot donde tendrá lugar su primera exposición individual. Durante su estancia en Olot, Rusiñol realizará unas treinta composiciones, apuntes de lo natural. Esta exposición es muy bien acogida por la crítica; Frederic Rahola, crítico de arte del momento, hace referencia, en la Vanguardia, al cambio que con Rusiñol se va teniendo en la representación artística del paisaje, hasta ahora interpretado por los pintores catalanes. Ahora la prioridad es la sencillez del paisaje frente al paisaje adornado, y Rusiñol será un paisajista moderno que pinta al aire libre y aprecia lo que la naturaleza le ofrece en su conjunto.
Este pequeño paisaje es un magnífico ejemplo de la primera inquietud de nuestro pintor y el nuevo gusto catalán por presentar la naturaleza y el mundo rural, no solo desde el punto de vista descriptivo sino aportando sensibilidad y sencillez en las composiciones.
Amigo del escultor Clarasó conocerá al que será su gran amigo Ramón Casas. Juntos recorrerán, montados en un carro, Cataluña donde sus campos y la naturaleza serán los protagonistas absolutos de su gran producción, en este primer periodo de nuestro pintor catalán.
Hoy en día las carreras de ambos pintores siguen unidas y así podemos verle en la exposición que CaixaForum dedica su amigo Ramón en conmemoración del 150 aniversario de su nacimiento, Ramón Casas. La modernidad anhelada.

Precio salida

12.000 €

VENDIDO

VENDIDO
706. SANTIAGO RUSIÑOL Y PRATS (Barcelona, 1861-Aranjuez, Madrid,

Óleo sobre tabla.
24 x 50 cm.
Firmado áng. inf. dcho: S. Rusiñol.
Pintado ca, 1880-1890.

PROCEDENCIA:
Sotheby’s Londres, 2008.
Colección particular.

Perteneciente a una familia burguesa catalana vinculados a la industria del textil, a muy temprana edad tuvo que hacerse cargo del negocio familiar por la muerte de su padre, bajo la tutela de su abuelo. Por esta razón, solo en sus ratos libres pintaba y acudía a las clases del pintor Tomás Moragas. En 1887, tras la muerte de su abuelo, Rusiñol se dedicará de lleno a la pintura desvinculándose completamente del negocio familiar.
Las inquietudes artísticas de Rusiñol le llevan a exponer por primera vez, en el mes de mayo de 1879, en la Sala Parés donde coincide con Joaquín Vayreda y donde ya la critica barcelonesa le destaca como una verdadera promesa. Vayreda será una de sus grandes influencias definiendo su obra como “un arte que interpretaba y no copiaba servilmente el natural”.
Con Vayreda el género del paisaje comienza a estar muy presente en la obra de nuestro pintor, dejando a un lado los temas que en ese momento estaban más demandados como los de historia o más recargados. Rusiñol apuesta por temas más sencillos y de inspiración. En 1886 se casa con Luisa Denís y de viaje de novios llega a París donde visitaría las exposiciones y salones de arte que se estaban celebrando. Rusiñol, en París, se rinde ante los cuadros de los paisajistas suecos y norteamericanos, por su entendimiento de lo natural. Rusiñol, también viajará a Niza, Pisa y Roma en estos años y en el invierno de 1888 le localizamos en Olot donde tendrá lugar su primera exposición individual. Durante su estancia en Olot, Rusiñol realizará unas treinta composiciones, apuntes de lo natural. Esta exposición es muy bien acogida por la crítica; Frederic Rahola, crítico de arte del momento, hace referencia, en la Vanguardia, al cambio que con Rusiñol se va teniendo en la representación artística del paisaje, hasta ahora interpretado por los pintores catalanes. Ahora la prioridad es la sencillez del paisaje frente al paisaje adornado, y Rusiñol será un paisajista moderno que pinta al aire libre y aprecia lo que la naturaleza le ofrece en su conjunto.
Este pequeño paisaje es un magnífico ejemplo de la primera inquietud de nuestro pintor y el nuevo gusto catalán por presentar la naturaleza y el mundo rural, no solo desde el punto de vista descriptivo sino aportando sensibilidad y sencillez en las composiciones.
Amigo del escultor Clarasó conocerá al que será su gran amigo Ramón Casas. Juntos recorrerán, montados en un carro, Cataluña donde sus campos y la naturaleza serán los protagonistas absolutos de su gran producción, en este primer periodo de nuestro pintor catalán.
Hoy en día las carreras de ambos pintores siguen unidas y así podemos verle en la exposición que CaixaForum dedica su amigo Ramón en conmemoración del 150 aniversario de su nacimiento, Ramón Casas. La modernidad anhelada.

Precio salida: 12.000 €

VENDIDO

VENDIDO
716. RAMÓN CASAS Y CARBÓ (Barcelona, 1866-1932)Jardín del artist

Óleo sobre lienzo.
43,5 x 33 cm.

PROCEDENCIA:
Sotheby’s Londres, 2008.
Colección particular.



Ramón Casas está considerado como uno de los principales retratistas de la burguesía catalana. En 1900 celebró una exposición individual en la Sala Parés de Barcelona posicionándose como lider en este género. Pero no solo cultivó el retrato, nos sorpendió con otro tipo de temas, destacando y dejándonos obras como la que nos ocupa. Nuestro lienzo podemos fecharlo a finales de los años 80 cuando Ramón Casas, debido a una convalecencia y a la boda de su hermana, está en Barcelona y encuentra en la terraza de su casa un tema recurrente y atractivo para sus composiciones. Tema que gusatrá mucho a la sociedad catalana y que repetirá en otros lienzos.
En este tema la distribución de la luz es su principal preocupación y que resuelve de manera perfecta abriendo el espacio. Espacio donde el color verde de las macetas es el protagonista absoluto en medio de una gran luminosidad.
Ramón Casas será uno de nuestros pintores más internacionales de su época. En en 1881 viajó por primera vez a París y dos años más tarde, en 1883 ya está exponiendo en el Salon Champs Elysées.
En 1889 inicia su amistad con Santiago Rusiñol, con quien viajó por Cataluña, Cerdaña y París. En 1908 viajó a Estados Unidos y a Cuba y, a partir de 1910, sabemos que realizó numerosos viajes por ­Europa, visitando Francia, Holanda, Hungría, Austria e Italia.
Junto con Rusiñol fue uno de los miembros fundadores del círculo de artistas de Barcelona y es el principal representante del movimiento Modernista catalán.

Precio salida

13.000 €

VENDIDO

VENDIDO
716. RAMÓN CASAS Y CARBÓ (Barcelona, 1866-1932)Jardín del artist

Óleo sobre lienzo.
43,5 x 33 cm.

PROCEDENCIA:
Sotheby’s Londres, 2008.
Colección particular.



Ramón Casas está considerado como uno de los principales retratistas de la burguesía catalana. En 1900 celebró una exposición individual en la Sala Parés de Barcelona posicionándose como lider en este género. Pero no solo cultivó el retrato, nos sorpendió con otro tipo de temas, destacando y dejándonos obras como la que nos ocupa. Nuestro lienzo podemos fecharlo a finales de los años 80 cuando Ramón Casas, debido a una convalecencia y a la boda de su hermana, está en Barcelona y encuentra en la terraza de su casa un tema recurrente y atractivo para sus composiciones. Tema que gusatrá mucho a la sociedad catalana y que repetirá en otros lienzos.
En este tema la distribución de la luz es su principal preocupación y que resuelve de manera perfecta abriendo el espacio. Espacio donde el color verde de las macetas es el protagonista absoluto en medio de una gran luminosidad.
Ramón Casas será uno de nuestros pintores más internacionales de su época. En en 1881 viajó por primera vez a París y dos años más tarde, en 1883 ya está exponiendo en el Salon Champs Elysées.
En 1889 inicia su amistad con Santiago Rusiñol, con quien viajó por Cataluña, Cerdaña y París. En 1908 viajó a Estados Unidos y a Cuba y, a partir de 1910, sabemos que realizó numerosos viajes por ­Europa, visitando Francia, Holanda, Hungría, Austria e Italia.
Junto con Rusiñol fue uno de los miembros fundadores del círculo de artistas de Barcelona y es el principal representante del movimiento Modernista catalán.

Precio salida: 13.000 €

VENDIDO

VENDIDO
723. GABRIEL MORCILLO RAYA (Granada, 1887-1973)Jóvenes con fruta

Óleo sobre lienzo.
193 x 132 cm.
Firmado áng. inf. dcho: G. Morcillo.


Gabriel Morcillo nace en Granada y comienza sus estudios de pintura con su tía Paquita Raya. En 1907 viaja a Madrid y comienza sus estudios con Cecilio Plá que, rapidamente, se dio cuenta de su talento y le invita a dejar sus clases porque más que beneficiarle, le iban a perjudicar. Le admiraba de tal manera que le dedica una obra “A mi querido discípulo y maestro...”.
Nuestro pintor tenía mucha personalidad “Soy un hombre con el suficiente talento, a quien le trae sin cuidado lo que sobre mí opine la gente sin talento”. En contra de las corrientes pictóricas de su momento, decidió apostar por una pintura más concreta llena de detalles, movimiento y color.
Morcillo en los años veinte se encuentra en Granada. A través de la música rusa de Rimsky-Korsakov, Borodin, entre otros, entra de lleno en el gusto por lo oriental y comienza a crear sus composiciones “ de moros” como eran conocidas por aquel entonces.
Este gusto se refleja de manera muy ambiciosa en nuestra composición. Un gran reto donde todas las figuras, el bodegón, cada detalle está resuelto magistralmente. Vemos un lienzo con las características fundamentales que identificamos siempre en una obra de Morcillo, las figuras sonrientes, expresivas, el gusto por reflejar objetos metálicos, las frutas, el color y el gusto por el tratamiento de las telas que hacen que esta obra sea una de las grandes composiciones interesantes ofrecidas en subasta.

Precio salida

12.000 €

VENDIDO

VENDIDO
723. GABRIEL MORCILLO RAYA (Granada, 1887-1973)Jóvenes con fruta

Óleo sobre lienzo.
193 x 132 cm.
Firmado áng. inf. dcho: G. Morcillo.


Gabriel Morcillo nace en Granada y comienza sus estudios de pintura con su tía Paquita Raya. En 1907 viaja a Madrid y comienza sus estudios con Cecilio Plá que, rapidamente, se dio cuenta de su talento y le invita a dejar sus clases porque más que beneficiarle, le iban a perjudicar. Le admiraba de tal manera que le dedica una obra “A mi querido discípulo y maestro...”.
Nuestro pintor tenía mucha personalidad “Soy un hombre con el suficiente talento, a quien le trae sin cuidado lo que sobre mí opine la gente sin talento”. En contra de las corrientes pictóricas de su momento, decidió apostar por una pintura más concreta llena de detalles, movimiento y color.
Morcillo en los años veinte se encuentra en Granada. A través de la música rusa de Rimsky-Korsakov, Borodin, entre otros, entra de lleno en el gusto por lo oriental y comienza a crear sus composiciones “ de moros” como eran conocidas por aquel entonces.
Este gusto se refleja de manera muy ambiciosa en nuestra composición. Un gran reto donde todas las figuras, el bodegón, cada detalle está resuelto magistralmente. Vemos un lienzo con las características fundamentales que identificamos siempre en una obra de Morcillo, las figuras sonrientes, expresivas, el gusto por reflejar objetos metálicos, las frutas, el color y el gusto por el tratamiento de las telas que hacen que esta obra sea una de las grandes composiciones interesantes ofrecidas en subasta.

Precio salida: 12.000 €

VENDIDO