vista
Filtros+
Categorías+
VENDIDO
261. BARTOLOMÉ DE CASTRO (act. en Palencia, ¿?-1507)San Pedro.

Temple sobre tabla. 82 x 70 cm. BIBLIOGRAFÍA: - Catálogo Monumental de Palencia, II. págs. 114 y 149 - Revista de Arte Goya, nº 99, Madrid, 1970 - Post, A History of Spanish Painting, vol. IX, pág. 800 y vol. X, pág. 427 - Diego Angulo Íñiguez, “Varios pintores de Palencia. El Maestro de Astorga”, Archivo Español del Arte, 1945, vol., 18, pág. 230, nº 70; Archivo Español del Arte, Julio de 1967, nº 159, vol. XI, pág. 206 y 207 - Mateo Gómez, Isabel, “Bartolomé de Castro: formación y estilo”, Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, Tomo 68, 2002, págs. 199-224 Destacado maestro, seguidor de Pedro Berruguete en cuanto a la monumentalidad de las figuras y su gusto por brocados y pedrerías, es patente también en su producción el carácter expresivo tan característico de Fernando Gallego así como la plasticidad en el tratamiento de los cabellos de Juan de Flandes. Según comentó Camón Aznar en la Summa Artis (vol. XXIV, p. 204), “lo que le importa a Castro es la proximidad del modelo al espectador para realzar su volumen de dura y varonil expresividad”. La tabla que presentamos, que formaría parte del banco del retablo de San Juan Bautista de Requena del Campo (Palencia), actualmente disperso, muestra a las claras esa pretensión. Sobre un fondo de brocado emerge la figura monumental de San Pedro, con su tratamiento formal característico que Isabel Mateo define a base de “ojos rasgados por el rabillo, narices grandes y rectas, abundantes cabelleras y desmañadas figuras” (pág. 205). Se adjunta una carta del profesor D. José Gudiol, del Instituto Amatller de Arte Hispánico, firmada y fechada el 13 de diciembre de 1964, donde escribe: “Se trata de una obra indudable del castellano Bartolomé del Castro”.

Precio salida

9.000 €

VENDIDO

VENDIDO
261. BARTOLOMÉ DE CASTRO (act. en Palencia, ¿?-1507)San Pedro.

Temple sobre tabla. 82 x 70 cm. BIBLIOGRAFÍA: - Catálogo Monumental de Palencia, II. págs. 114 y 149 - Revista de Arte Goya, nº 99, Madrid, 1970 - Post, A History of Spanish Painting, vol. IX, pág. 800 y vol. X, pág. 427 - Diego Angulo Íñiguez, “Varios pintores de Palencia. El Maestro de Astorga”, Archivo Español del Arte, 1945, vol., 18, pág. 230, nº 70; Archivo Español del Arte, Julio de 1967, nº 159, vol. XI, pág. 206 y 207 - Mateo Gómez, Isabel, “Bartolomé de Castro: formación y estilo”, Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, Tomo 68, 2002, págs. 199-224 Destacado maestro, seguidor de Pedro Berruguete en cuanto a la monumentalidad de las figuras y su gusto por brocados y pedrerías, es patente también en su producción el carácter expresivo tan característico de Fernando Gallego así como la plasticidad en el tratamiento de los cabellos de Juan de Flandes. Según comentó Camón Aznar en la Summa Artis (vol. XXIV, p. 204), “lo que le importa a Castro es la proximidad del modelo al espectador para realzar su volumen de dura y varonil expresividad”. La tabla que presentamos, que formaría parte del banco del retablo de San Juan Bautista de Requena del Campo (Palencia), actualmente disperso, muestra a las claras esa pretensión. Sobre un fondo de brocado emerge la figura monumental de San Pedro, con su tratamiento formal característico que Isabel Mateo define a base de “ojos rasgados por el rabillo, narices grandes y rectas, abundantes cabelleras y desmañadas figuras” (pág. 205). Se adjunta una carta del profesor D. José Gudiol, del Instituto Amatller de Arte Hispánico, firmada y fechada el 13 de diciembre de 1964, donde escribe: “Se trata de una obra indudable del castellano Bartolomé del Castro”.

Precio salida: 9.000 €

VENDIDO

VENDIDO
262. MAESTRO DE LANGA (activo en Aragón pp. siglo XV)Santo Entierro, h. 1425.

Temple sobre tabla. 92 x 61 cm. BIBLIOGRAFÍA - Post, A history of Spanish Painting, vol. IX (19547), pág. 778-783; vol. X (1950), págs. 318-323; vol. XII (1958), pág. 601 - Revista de Arte Goya, nº 99, Madrid, 1970 EXPOSICIONES: - La Pintura Gótica en la Corona de Aragón, Museo e Instituto de Humanidades Camón Aznar, pág. nº 98, del 21 de octubre al 10 de diciembre de 1980 Conocido como Maestro de Langa por la realización del retablo mayor de San Pedro en Langa del Castillo (Zaragoza), a cuyo taller se atribuyen numerosas obras de la comarca de Daroca como el retablo de la parroquia de San Miguel (ahora en la Colegiata), el de la Virgen del Hospital Municipal de Daroca (museo de la Colegiata), fragmentos de un retablo dedicado a san Gilberto... Desde el punto de vista estilístico la obra este maestro deriva directamente de la producción de Juan de Leví y Benito Arnaldín. El estilo internacional del que participa, queda personalizado en sus manos con una patente monumentalidad y una cierta deformación expresionista de las figuras, con rostros de nariz recta y ojos almendrados, y colores suaves donde dominan los azules claros y rosas. Dada la temática de la tabla que presentamos, donde vemos el cuerpo de Cristo muerto rodeado por la Virgen, San Juan, la Magdalena y la otra María, junto a José de Arimatea y Nicodemo, debió formar parte de un banco de retablo dedicado a narrar las escenas de la Pasión de Cristo. A comparar sus figuras femeninas con la conocida Virgen con el Niño de la colección Bauzá. Se adjunta una carta del profesor D. José Gudiol, del Instituto Amatller de Arte Hispánico, firmada y fechada el 13 de febrero de 1967, donde escribe: “Se trata de una obra segura del pintor estudiado por Post bajo el apelativo del Maestro de Langa”.

Precio salida

15.000 €

VENDIDO

VENDIDO
262. MAESTRO DE LANGA (activo en Aragón pp. siglo XV)Santo Entierro, h. 1425.

Temple sobre tabla. 92 x 61 cm. BIBLIOGRAFÍA - Post, A history of Spanish Painting, vol. IX (19547), pág. 778-783; vol. X (1950), págs. 318-323; vol. XII (1958), pág. 601 - Revista de Arte Goya, nº 99, Madrid, 1970 EXPOSICIONES: - La Pintura Gótica en la Corona de Aragón, Museo e Instituto de Humanidades Camón Aznar, pág. nº 98, del 21 de octubre al 10 de diciembre de 1980 Conocido como Maestro de Langa por la realización del retablo mayor de San Pedro en Langa del Castillo (Zaragoza), a cuyo taller se atribuyen numerosas obras de la comarca de Daroca como el retablo de la parroquia de San Miguel (ahora en la Colegiata), el de la Virgen del Hospital Municipal de Daroca (museo de la Colegiata), fragmentos de un retablo dedicado a san Gilberto... Desde el punto de vista estilístico la obra este maestro deriva directamente de la producción de Juan de Leví y Benito Arnaldín. El estilo internacional del que participa, queda personalizado en sus manos con una patente monumentalidad y una cierta deformación expresionista de las figuras, con rostros de nariz recta y ojos almendrados, y colores suaves donde dominan los azules claros y rosas. Dada la temática de la tabla que presentamos, donde vemos el cuerpo de Cristo muerto rodeado por la Virgen, San Juan, la Magdalena y la otra María, junto a José de Arimatea y Nicodemo, debió formar parte de un banco de retablo dedicado a narrar las escenas de la Pasión de Cristo. A comparar sus figuras femeninas con la conocida Virgen con el Niño de la colección Bauzá. Se adjunta una carta del profesor D. José Gudiol, del Instituto Amatller de Arte Hispánico, firmada y fechada el 13 de febrero de 1967, donde escribe: “Se trata de una obra segura del pintor estudiado por Post bajo el apelativo del Maestro de Langa”.

Precio salida: 15.000 €

VENDIDO

286. EUGENIO CAJÉS (1574-1634)Virgen con Niño.

Óleo sobre lienzo. 134 x 90 cm. Obra de la mano del pintor madrileño Eugenio Cajés, hijo del italiano Patricio que trabajó en El Escorial. Las manos y el rostro de la Virgen son especialmente característicos de su estilo. Para Angulo y Pérez Sánchez, en estas obras posteriores “son frecuentes los personajes altos y derechos, con largos plegados verticales o con tendencia a lo rectilíneo” (Angulo Íñiguez y Pérez Sánchez, Historia de la pintura española. Escuela madrileña del primer tercio del siglo XVII, Madrid, Instituto Diego Velázquez, csic, 1969, pp. 212-214). A ello hay que añadir la presencia del tenebrismo correggiesco, de interpretación blanda y suave, con claro sabor manierista visible en la posición inestable del Niño. El Museo del Prado conserva un lienzo titulado La Virgen con el Niño y ángeles, 1618 (O/L, 160 x 135 cm.; ref. P03120), donde se aprecia una postura similar a la de la Virgen y el Niño que ahora ofrecemos. Para Pérez Sánchez, A. E. esa composición podría basarse como “primera idea, aún imprecisa” en el dibujo que conserva también el Museo del Prado (ref. D00031), Esbozo de una figura de la Virgen con el Niño dormido (aguada roja y sanguina sobre papel amarillento, 170 x 145 mm., fig. 1), procedente de la Colección Real, que en su sencillez de líneas y de composición recuerda notablemente a esta obra. (cfr. Catálogo de dibujos. I. Dibujos españoles de los siglos XV-XVI-XVII, Museo del Prado, 1972, p. 39).

Precio salida

20.000 €

286. EUGENIO CAJÉS (1574-1634)Virgen con Niño.

Óleo sobre lienzo. 134 x 90 cm. Obra de la mano del pintor madrileño Eugenio Cajés, hijo del italiano Patricio que trabajó en El Escorial. Las manos y el rostro de la Virgen son especialmente característicos de su estilo. Para Angulo y Pérez Sánchez, en estas obras posteriores “son frecuentes los personajes altos y derechos, con largos plegados verticales o con tendencia a lo rectilíneo” (Angulo Íñiguez y Pérez Sánchez, Historia de la pintura española. Escuela madrileña del primer tercio del siglo XVII, Madrid, Instituto Diego Velázquez, csic, 1969, pp. 212-214). A ello hay que añadir la presencia del tenebrismo correggiesco, de interpretación blanda y suave, con claro sabor manierista visible en la posición inestable del Niño. El Museo del Prado conserva un lienzo titulado La Virgen con el Niño y ángeles, 1618 (O/L, 160 x 135 cm.; ref. P03120), donde se aprecia una postura similar a la de la Virgen y el Niño que ahora ofrecemos. Para Pérez Sánchez, A. E. esa composición podría basarse como “primera idea, aún imprecisa” en el dibujo que conserva también el Museo del Prado (ref. D00031), Esbozo de una figura de la Virgen con el Niño dormido (aguada roja y sanguina sobre papel amarillento, 170 x 145 mm., fig. 1), procedente de la Colección Real, que en su sencillez de líneas y de composición recuerda notablemente a esta obra. (cfr. Catálogo de dibujos. I. Dibujos españoles de los siglos XV-XVI-XVII, Museo del Prado, 1972, p. 39).

Precio salida: 20.000 €

287. MATEO OROZCO (act. 1634-1652)Escalera de Jacob.

Óleo sobre lienzo. 74 x 99 cm. Firmado: “Matheo De Horozco fc.” Con etiqueta al dorso. En el capítulo 28 del libro del Génesis (versículos 11 a 19) se narra la aparición en sueños de Yahveh a Jacob que “soñó con una escalera apoyada en tierra, y cuya cima tocaba los cielos, y he aquí que los ángeles de Dios subían y bajaban por ella. Y vio que Yahveh estaba sobre ella, y que le dijo: «Yo soy Yahveh, el Dios de tu padre Abraham y el Dios de Isaac...”. El pasaje terminará con la bendición sobre él y toda su descendencia y la promesa de la tierra. El estilo de Mateo Orozco sigue siendo bastante desconocido aún hoy. Colaborador con su hermano Eugenio entre 1634 y 1652 en las pinturas murales de la Cartuja del Paular, donde siguen los pasos de Vicente Carducho, otras obras conocidas de su mano manifiestan la influencia naturalista algo ceremoniosa de Pedro Orrente con el eco lejano tanto de las composiciones populares de los Bassano como del uso de la luz caravaggiesca. Algo de esto se percibe en esta composición, cercana a la versión de Jacob y Raquel publicada en 1984 por Ismael Gutiérrez Pastor (Actas de las II Jornadas de Arte, CSIC, Madrid, págs. 379-383), aunque el tratamiento del paisaje se aproxime aquí más al mundo sevillano de Murillo e Iriarte, como ya planteó Pérez Sánchez en 1980 (”En el centenario de Orrente: Addenda a su catálogo”, en Archivo Español de Arte, LII, pág. 17, lám. 11). Especialmente interesante en esta obra es, no sólo su calidad pictórica, sino que es una de las pocas que se conservan firmadas.

Precio salida

7.000 €

287. MATEO OROZCO (act. 1634-1652)Escalera de Jacob.

Óleo sobre lienzo. 74 x 99 cm. Firmado: “Matheo De Horozco fc.” Con etiqueta al dorso. En el capítulo 28 del libro del Génesis (versículos 11 a 19) se narra la aparición en sueños de Yahveh a Jacob que “soñó con una escalera apoyada en tierra, y cuya cima tocaba los cielos, y he aquí que los ángeles de Dios subían y bajaban por ella. Y vio que Yahveh estaba sobre ella, y que le dijo: «Yo soy Yahveh, el Dios de tu padre Abraham y el Dios de Isaac...”. El pasaje terminará con la bendición sobre él y toda su descendencia y la promesa de la tierra. El estilo de Mateo Orozco sigue siendo bastante desconocido aún hoy. Colaborador con su hermano Eugenio entre 1634 y 1652 en las pinturas murales de la Cartuja del Paular, donde siguen los pasos de Vicente Carducho, otras obras conocidas de su mano manifiestan la influencia naturalista algo ceremoniosa de Pedro Orrente con el eco lejano tanto de las composiciones populares de los Bassano como del uso de la luz caravaggiesca. Algo de esto se percibe en esta composición, cercana a la versión de Jacob y Raquel publicada en 1984 por Ismael Gutiérrez Pastor (Actas de las II Jornadas de Arte, CSIC, Madrid, págs. 379-383), aunque el tratamiento del paisaje se aproxime aquí más al mundo sevillano de Murillo e Iriarte, como ya planteó Pérez Sánchez en 1980 (”En el centenario de Orrente: Addenda a su catálogo”, en Archivo Español de Arte, LII, pág. 17, lám. 11). Especialmente interesante en esta obra es, no sólo su calidad pictórica, sino que es una de las pocas que se conservan firmadas.

Precio salida: 7.000 €